Limpieza y mantenimiento de tuberías en comunidades

Uno de los mayores problemas de las comunidades –y de los quebraderos de cabeza de quienes las administran– son las bajantes de los pisos. Aunque se crea que las tuberías no suelen necesitar un gran mantenimiento hasta que presentan un problema grave, esto no es cierto.

La importancia del mantenimiento de las tuberías en una comunidad de vecinos y de la correcta limpieza de las bajantes de los pisos es indiscutible, ya que se encargan de la depuración y filtración de los residuos.

Por ser una pieza clave para garantizar la higiene de la vivienda y para hacer de cualquier hogar un lugar sin malos olores, el mantenimiento y limpieza de las tuberías de una comunidad debe estar a cargo de una empresa profesional de limpieza especializada.

¿Cómo mantener las bajantes?

Para evitar atascos y prolongar su vida útil, debemos seguir algunas recomendaciones a la hora de mantener nuestras tuberías:

  • Evitar verter aceites, ya que la grasa que estos desprenden no se diluye en el agua y puede llegar a atascar las tuberías. Del mismo modo, tampoco deberán tirarse por el desagüe agentes no biodegradables o colorantes permanentes.
  • Evitar también verter restos de productos químicos, cuyos componentes pueden atascar la red de todo el bloque, o incluso quemar el material de las tuberías.
  • No tirar por el desagüe del fregadero de la cocina restos de alimentos que puedan obstruir la red de saneamiento.
  • No utilizar el inodoro como un cubo de basura, puesto que sólo debe tirarse papel higiénico, y nada más. Ni toallitas húmedas, ni algodones… Todos los restos que se viertan por aquí, seguirán toda la red de saneamiento hasta llegar al mar, por lo que tampoco podremos verter plásticos, pañales, ni compresas.
  • Acudir a un profesional si surge cualquier tipo de incidencia. Con el fin de evitar problemas mayores, si un vecino advierte que algo no va bien, deberá comunicarlo a la administración del bloque o urbanización para que se contacte con una empresa profesional en desatascos y de limpieza de bajantes.

Consejos para desatascar tuberías

  • Verter agua muy caliente puede ayudar a eliminar la grasa que hayan podido dejar restos de aceite, o deshacer restos de comida que hayan podido caer al fregadero de nuestra cocina.
  • Además, la sosa cáustica funciona muy bien a la hora de desatascar, por lo que algunos expertos recomiendan, incluso, hacerlo una vez cada cierto tiempo para prevenir atascos (siempre y cuando nuestras tuberías sean de un material resistente y no sea necesario cambiarlas por otras nuevas directamente).
  • El mejor consejo que podemos dar es tener contratada una revisión anual de las bajantes. Las medidas preventivas son las más inteligentes, por lo que encargar la limpieza y el mantenimiento de nuestras tuberías a profesionales expertos es la mejor decisión que podemos tomar. Así, podrán controlar si existe alguna fuga de agua, si las tuberías están en buen estado, que no hay mal olor…

No invertir por un buen mantenimiento de tuberías puede desembocar en problemas mayores y de suma importancia para el bienestar del edificio y de nuestra familia. Por eso, tomando conciencia y siendo cuidadosos con cómo utilizamos tanto el inodoro como los lavabos, ayudaremos a que nuestras tuberías tengan una mayor vida útil; pero si queremos un verdadero mantenimiento a fondo, desde mSoluciona Goya aconsejamos siempre contar con una empresa especializada en limpieza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*