Consejos de limpieza con mascotas

Una mascota puede ser la mejor de las compañías en nuestro hogar, pero también en nuestro lugar de trabajo. Uno de los factores a tener en cuenta en esos casos es la limpieza.

Son ya muchas las oficinas que cuentan con una mascota, ya sea un perro, un gato, o incluso un pájaro. Los animales ayudan a disminuir el estrés, así como a ser más positivos. Seamos sinceros: tener un animal que alegre la oficina es un lujo. Acariciarles cuando estamos cargados de trabajo nos pone de mejor humor. Por eso, muchos lugares de trabajo cuentan con directivos que optan por llevar a sus mascotas para aumentar la productividad de quienes trabajan con ellos. Siempre y cuando no haya nadie alérgico, por supuesto.

Aunque ya existen estudios que demuestran que trabajar con animales es positivo, también tienen sus contras. La limpieza del espacio debe ser mucho más minuciosa si cabe. Eliminar los pelos, prevenir el mal olor… Una buena limpieza es necesaria para mantener la calidad del ambiente de trabajo, sobre todo cuando hay animales. Por eso, hoy os damos estos consejos de limpieza para quienes conviven con mascotas:

  • Limpia diariamente el espacio

La limpieza deberá ser diaria o, como mucho, cada dos días. Eliminar la suciedad prevendrá alergias y malos olores. En este caso, “no dejes para mañana lo que puedas limpiar hoy”. Deshazte de las alfombras o moquetas, y si esto es imposible, aspíralas diariamente. Una limpieza a fondo es necesaria en estos casos de manera muy seguida.

  • Olvida los plumeros atrapa polvo

Los plumeros únicamente moverán el polvo y los pelos de los animales en vez de eliminarlos. Puedes usar una mopa, así como un paño húmedo para eliminar la suciedad del mobiliario. También existen rodillos adhesivos para acabar con los pelos que se quedan en telas como sofás, cortinas e incluso la ropa.

  • Evita el mal olor

Con una limpieza diaria y profunda como hemos señalado en el anterior punto, conseguiremos evitar o deshacernos de malos olores. Existen velas o ambientadores especiales para ocultar los olores de mascotas. Debemos intentar que no sean olores fuertes, sino neutros que no se mezclen con el olor de los animales. A la hora de limpiar, sobre todo, no uses amoniaco para intentar eliminar la suciedad y el olor. El olor del amoniaco es similar al de la orina, por lo que no conseguirá eliminarlo, sino potenciarlo.

  • Cuida la higiene de tu mascota

Para lograr el anterior punto, mantener a raya la higiene de tu mascota es indispensable. Sobre todo por su salud, pero también para los que conviven con ella. Bañarles una media de una vez al mes si su piel lo permite, y cepillarles de manera diaria mantendrá su higiene, su bienestar y su salud. Además, también será beneficioso para nosotros. Cepillarles diariamente minimizará la cantidad de pelo que encontremos por la estancia. Siempre deberemos consultar con nuestro veterinario o veterinaria de confianza sobre periodicidad adecuada para nuestra mascota.

Del mismo modo, deberemos cuidar su alimentación, así como el espacio que ocupe. Lavar su cama y sus juguetes, así como su bebedero y comedero, eliminará gérmenes y bacterias nocivas para el animal y para nosotros. Por eso, mantener limpias sus cosas ayudará a prevenir infecciones o enfermedades también de nuestras mascotas.

  • Opta por un purificador de aire

Aunque no sea una medida demasiado económica, contar con un purificador de aire tanto en casa como en la oficina es muy beneficioso. Eliminará los malos olores, pero no solo eso. También purificará el ambiente, lo que es positivo tanto para nosotros como para nuestras mascotas. Al hacerlo, eliminará las sustancias nocivas y toxinas del aire para que respiremos mucho más seguro y limpio.

  • Ventila el espacio cada mañana

Abrir las ventanas cada mañana durante unos minutos ayudará a ventilar la oficina –o nuestra casa–, lo que también purificará el aire del espacio. De esta manera reciclamos el aire que respiramos, y los malos olores desaparecen. Es importante hacerlo tanto en verano como en invierno. No te preocupes por el frío: con unos minutos bastará.

Los cuidados de nuestra mascota siempre deberán estar por encima de cualquier otra cosa, ya que nos necesitan para alimentarse y cuidar su salud. Por eso, todos estos consejos siempre deberán respetar su bienestar, procurando limpiar el lugar cuando ellos no estén para evitarles estrés o incomodidad. Además, intentar limpiar con productos naturales y que no sean tóxicos también les protegerá.

Si buscas un servicio de limpieza de oficinas en Madrid, puedes contar con mSoluciona Goya para mantener tu oficina limpia y segura para todos, ¡incluyendo tus mascotas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*