Consejos para mantener el suelo brillante y limpio

La limpieza de suelos resulta fundamental en cualquier inmueble, pero para que se mantenga el suelo brillante y limpio debemos tener en cuenta varios aspectos, para que nuestro suelo consiga un buen acabado y se mantenga una buena conservación del mismo.

Lo fundamental es saber cuándo nuestro suelo necesita una limpieza o un tratamiento específico, puesto que despenderá del uso que reciba ese suelo y de las instalaciones donde se encuentre, por ejemplo: en entornos laborales o zonas de paso de cualquier otra instalación, la limpieza debe ser diaria ya que es necesario que el suelo luzca limpio, tanto por higiene como por imagen; en casos como domicilios privados y espacios con menos uso, la limpieza del suelo puede hacerse una o dos veces a la semana.

Sea como sea el entorno donde se encuentre el suelo, es esencial realizar una limpieza diaria que consiste en un tratamiento básico en el que se lleva a cabo el aspirado o barrido y a continuación es necesario fregar con una solución de agua y un producto limpiador determinado, para finalmente dejar secar completamente.

A continuación, hay que saber de qué material es el suelo, y cuál es el producto que mejor se adapta a las necesidades de este. Cada suelo posee una gran variedad de materiales y cada uno debe ser tratado de una manera determinada. Por esto es muy recomendable que para instalaciones grandes, como comunidades u oficinas, cuente con una empresa especializada con los productos y maquinaria especifica que se requiere para que el suelo reciba el mejor tratamiento. En mSolucionaGoya le ofrecemos nuestros servicios de limpieza a oficinas para dejar el suelo de su empresa en las mejores condiciones.

Tipos de suelos

  • Suelos de parquet o madera: Para que el suelo obtenga un acabado brillante y perfecto, hay que en primer lugar aspirarlos o pasar una mopa de microfibra que retenga el polvo, posteriormente hay que fregarlos con agua y un producto especial para madera y dejarlo secar. Sin necesidad de aplicar mucha agua, puesto que la madera podría hincharse, por este motivo el truco en este tipo de suelos es secarlos de manera manual con una mopa o una fregona limpia y seca.También es aconsejable, que el parquet y la madera sean encerados con una cera específica para madera, porque si no se deteriorará rápidamente y perderemos su aspecto uniforme y brillante.
  • Mármol: Es recomendable barrerlo o aspirarlo antes de pasar la fregona. El agua con la que llenemos el cubo de la fregona ha de ser templada junto con el producto específico para limpieza de suelos de mármol. Como consejo para el mármol es necesario que sea pulido y abrillantado cuando observemos que con la limpieza diaria no recupera su brillo tan característico.
  • Moqueta: Lo fundamental es que se aspire de manera continuada, si tuviera manchas se deben tratar lo ante posible sino dejaría marca en ella. Además cada mancha requiere un producto específico, por este motivo sino tienes uno de ellos o encuentras uno adecuado, es mejor contratar a una empresa especializada en la limpieza, debido a que Las moquetas y alfombras, si no son bien aspiradas y limpiadas con maquinaria especifica se estropearan y tendrían que sustituirse.

Los suelos cada cierto tiempo necesitan un limpieza en profundidad y un tratamiento específico, por este motivo es recomendable contar con profesionales que aseguren un buen resultado final, sobre todo, en entornos de trabajo de transito habitual.

mSoluciona Goya 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*