¿Cómo limpiar cristales?

Limpiar cristales en edificios es una de las tareas más complejas, ya que no solo se trata de eliminar suciedades, manchas y huellas, también la ubicación y la altura son factores imprescindibles para el trabajo de limpieza de las zonas acristaladas.

Sin embargo, este tipo de limpieza es mejor dejarlas en manos de una empresa de limpieza especializada ya que contaran con los medios, maquinaria y personal cualificado para realizar este trabajo de forma seria y eficaz.

La respuesta a como limpiar cristales es que hay diversos métodos en función de la ubicación, complejidad de acceso etc. Eso sí, cada uno de los métodos llevados a cabo en el mantenimiento de cristales permite que estos conserven sus propiedades aislantes ante las temperaturas externas y filtrar las radiaciones solares y la cantidad de luz que entra, así como mejorar la visión tanto del exterior como del interior del edificio y mejorar su aspecto.

Métodos para limpiar cristales:

Standard tradicional

Se realiza con la herramienta raqueta y el mojador en movimientos de izquierda a derecha (horizontalmente), el método a seguir al limpiar cristales sería:

  • Se prepara, en el cubo, la mezcla de agua y detergente.Primero el agua y después el detergente para evitar que haga espuma.
  • Escurra el mojador.Pase el mojador por toda la superficie del cristal.
  • Coloque el labio de goma de la raqueta en la esquina superior derecha y deslícelo sin levantarlo del cristal hasta el extremo opuesto.
  • Antes de realizar la siguiente pasada seque el labio de goma prestando especial atención a los extremos (extremo crítico) de este porque cubrirán parcialmente parte del cristal seco en la siguiente pasada. Asegúrese de que el lado seco de la raqueta cubre parcialmente unos 5 ó 6 centímetros del lado seco del cristal.
  • Realice estas acciones cada pasada hasta completar la superficie del cristal.
  • Secar bordes y marcos (en todos los métodos).

 

limpiar cristales de forma hor

 

 

Standard vertical

Similar al método horizontal pero desplazando la raqueta de arriba a abajo a la hora de limpiar cristales.

  • Prepara el cubo con la mezcla.
  • Escurrir el mojador, con las manos o con el escurridor.
  • Pasar el mojador por la superficie completa del cristal.
  • Colocar la raqueta en la esquina superior derecha.
  • Desplazar la raqueta, sin levantarla y de una sola pasada, verticalmente desde el extremo superior al inferior. Al igual que en el caso horizontal preste atención al extremo crítico de la raqueta.
  • Realizar la misma acción hasta limpiar todo el cristal.

 

Limpiar cristales de forma vert

 

Abanico o mariposa

  • Se prepara la mezcla en un cubo.
  • Escurre el mojador con el que vamos a aplicar el agua jabonosa sobre el cristal.
  • Pasa todo el mojador por todo el cristal.
  • Coloque la raqueta en la esquina superior derecha.
  • Muévalo lentamente manteniéndolo cerca del marco.
  • Continúe moviéndolo transversalmente hasta llegar a la esquina derecha y deslice la herramienta hacia el otro lado.
  • A medida que se aproxima a la parte inferior, el movimiento de la raqueta de goma tiene que cambiar. Si tiene problemas separe la raqueta del cristal, seque el labio de goma y haga la última pasada.

 

Limpiar cristales en mariposa

 

 

Con pértigas telescópicas

Esta técnica de limpiar cristales permite limpiar cristales desde el suelo y es lo más seguro y eficaz para limpiar fachas de cristal, paneles solares y cristales en altura o de difícil acceso. En función del tipo de pértiga que se utilice:

 

Limpiar cristales con pértiga

 

Limpieza de cristales con pértigas extensibles no hidrofusoras

Este tipo de limpieza permite limpiar cristales en altura desde el suelo hasta unos 10 mts aproximadamente.

Para emplear la barra correctamente, coloque la mano en su mango y la otra a 4 ó 5 centímetros más arribas. Para hacer presión, presione la mano elevada.

Limpieza de cristales con pértigas hidrofusoras

Esto es util para limpiar cristales que estén hasta 20 mts de altura aproximadamente. Son pértigas que disponen de un equipo para proyectar el agua a través de la barra de la pértiga. Se extienden las pértigas a la distancia necesaria, para pértigas de hasta doce metros se pueden extender verticalmente y las más largas de 12 metros se han de extender horizontalmente para conectarse entre ellas. Una vez extendida la pértiga se sube entre dos personas.

La limpieza se realiza con agua pura y no contener detergentes se consigue una limpieza más duradera y eficaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*