Cómo limpiar aparatos electrónicos

Una de las tareas más delicadas de limpiar una oficina o nuestra propia casa es la de eliminar el polvo o suciedad de los aparatos electrónicos. Debido al cuidado y tacto que debemos tener con estos dispositivos, como ordenadores, televisiones o enchufes, es importante saber cómo limpiarlos correctamente para no poner en riesgo los aparatos ni, por supuesto, nuestra propia salud.

 

Es importante que la limpieza de estos dispositivos sea frecuente para evitar que se acumulen polvo o bacterias que puedan dañar su funcionamiento, y más aún si alguien que los use es alérgico a los ácaros. A continuación te daremos consejos y recomendaciones sobre cómo limpiar de manera correcta diferentes aparatos electrónicos:

Limpiar pantallas y televisores

El polvo o huellas en estos aparatos son los más visibles, como en el teclado, pero debido a su sensibilidad, debemos limpiar las pantallas de manera correcta para no estropear su funcionamiento. La manera más correcta de limpiarlas es con un paño de microfibra seco, pero si queremos desinfectar la pantalla, podremos humedecer el paño ligeramente con limpiacristales o una mezcla de agua destilada y terminar pasando el seco para eliminar rastro o humedad. Es importante recordar que no debemos rociar directamente el dispositivo, sino el paño; y que para limpiar cualquier pantalla ésta debe estar apagada.

Teclados y ratones

Además del polvo, en estos aparatos se pueden acumular más bacterias y grasa que en las pantallas debido a su contacto constante con nuestras manos. Una gamuza humedecida con desinfectante será perfecta en estos casos, añadiendo bastoncillos a la hora de limpiar entre las teclas del teclado para una limpieza más profunda y completa sin necesidad de tener que quitar todas y cada una de las teclas.

Teléfonos y móviles

Al igual que en el caso de los teclados y ratones, es importante desinfectar los teléfonos, expuestos a muchas bacterias por ser, usualmente, usados por varias personas. En este caso, un algodón humedecido el alcohol es la opción más sencilla y eficaz para limpiar tanto teléfonos como móviles. Pasa después un algodón o paño seco para quitar los restos y tendrás un móvil como nuevo.

Conexiones

En la limpieza de conexiones debemos extremar la precaución para no dañarlas ni ponernos en riesgo. Son materiales muy sensibles, por tanto, es recomendable utilizar un líquido específico para enchufes o conexiones eléctricas que podemos encontrar en tiendas especializadas en limpieza y que retiraremos con un paño seco. Es importante limpiar estos aparatos, y si no disponemos de este líquido, es mejor limpiar el polvo con cuidado con un paño seco que no hacerlo.

En cualquier tipo de dispositivo ten mucho cuidado con el amoniaco, evita productos de limpieza que lo contengan, ya que puede dañar los dispositivos; así como gamuzas que puedan soltar polvo, que quitarán eficacia a la limpieza al dejar pelusa por su paso.

 

Con estos consejos limpiar los aparatos electrónicos será más sencillo, pero si te gustaría tener estos cuidados de manera profesional en tu oficina, el equipo de mSoluciona Goya está altamente cualificado y te ofrecerá un servicio a la altura de tu empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*