Limpieza de hospitales

La importancia de la limpieza de hospitales

La limpieza de hospitales es uno de los tipos de limpieza más complejos que existen, debido a tener que alcanzar la máxima higienización en todo su proceso. Puesto que, cada una de las estancias y mobiliario presentes en los hospitales estas expuestos a toda clase de patógenos y por lo tanto, un trabajo muy a fondo de limpieza es básico así como el uso de productos y técnicas de limpieza determinadas para alcanzar una higiene óptima.

Su objetivo fundamental es romper la cadena epidemiológica de las infecciones; es decir, evitar que cualquier posible microorganismo acabe pasando de unas personas a otras, propagándose rápidamente por las instalaciones. Este proceso se conoce como contaminación cruzada; y es fácil de darse puesto que los patógenos pasan de unas manos a otras por contacto directo o a través del contacto con distintas superficies.

Por lo tanto, la importancia de la limpieza de hospitales y su correcta desinfección reside en garantizar la seguridad de los pacientes, de los trabajadores y del personal que acceda a él. Así la limpieza de hospitales ha de ser cuidadosa y realizarse de manera responsable por profesionales especializados en ella.

 

¿Cómo se realiza la limpieza de hospitales?

Para realizar la limpieza de hospitales hay que tener en cuenta el protocolo que requiere la limpieza en instalaciones sanitarias, teniendo en cuenta que:

  • En un hospital no pueden utilizarse aspiradores normales ni efectuar ninguna técnica de limpieza que provoque que el polvo y las partículas acaben suspendidas en el aire.

 

  • En cuanto al barrido en seco de los suelos no puede realizarse en hospitales. Es esencial efectuar un barrido húmedo evitando el levantamiento de las partículas y que acaben en suspensión en el aire.

 

  • Todo proceso que incluya el uso de agua o cualquier producto deben secarse de forma manual. Hay que evitar los encharcamientos y restos húmedos en todas las instalaciones; ya que estos pueden convertirse en un caldo de cultivo ideal para los microorganismos.

 

  • La eliminación de la materia orgánica debe efectuarse conforme a un protocolo concreto. El vaciado de papeleras y la sustitución de los contenedores  a través de unas normas estrictas para el control de epidemias y enfermedades.

 

  • Resulta necesario esterilizar ciertos elementos, esto debe hacerse con productos específicos y en base a las normas que dicta el protocolo.

 

  • La higiene del personal de limpieza es tan importante como la del personal sanitario. Deben desinfectarse las manos con regularidad y seguir las recomendaciones de la desinfección de su equipamiento y vestimenta.

 

  • Ciertos productos desinfectantes no pueden utilizarse en todos los casos. El Servicio de Control de Infecciones Hospitalarias determina cuando y como utilizar cada producto de forma concreta.

 

  • En cuanto a la limpieza en mojado se utiliza siempre un sistema de doble cubo. En un primer recipiente encontramos una solución de agua fría con un jabón o detergente y en el segundo una solución de lejía. El agua utilizada debe ser siempre fría y la solución debe utilizarse de inmediato y después desecharse correctamente. Tras la limpieza en mojado debe efectuarse el secado, dejando actuar el producto desinfectante durante un periodo máximo de 15 minutos.

 

A su vez, las salas de los hospitales se dividen según su riesgo de contagio y posible propagación de enfermedades. El material de limpieza utilizado para cada zona es único para la misma, debiendo cambiarse cada vez que se accede a un área con una denominación diferente.

Las diferentes áreas son:

  • Áreas críticas: Estás son zonas con un alto riesgo de propagación de enfermedades e infecciones.
  • Áreas semi-críticas: Se clasifican con esta denominación la zona de urgencias, las salas de estar y pasillos, los baños, las enfermerías, etc.
  • Zonas de bajo riesgo: Estás son todas las zonas del hospital o clínica donde no tienen acceso los pacientes y donde no se realizan procesos sanitarios. Entre ellas podemos encontrar las oficinas de administración, vestuarios, secretarias, etc.

Para este tipo de trabajo es imprescindible contar con una empresa de limpieza capacitada para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*