Limpieza y desinfección con ozono

La técnica de limpieza con ozono se usa a menudo como método de desinfección y limpieza alternativa. Además de ser respetuosa con el medio ambiente, es capaz de eliminar bacterias, virus y malos olores del ambiente.

Como desinfectante, es mejor que el cloro y la lejía, además de ser mucho más seguro y respetuoso con nuestra salud y con el ambiente. Además, es capaz de eliminar cualquier tipo de olor.

Por esto, cada vez es más habitual escuchar hablar de la limpieza con ozono. Por eso, a continuación os explicaremos todo sobre ella.

¿Qué es el ozono y cómo funciona?

El ozono (O3) es una molécula compuesta por tres átomos de oxígeno que puede utilizarse para desinfectar e higienizar el ambiente. También, como hemos dicho, para eliminar malos olores.

Para poder utilizar el ozono como método de limpieza necesitamos un generador de ozono. También conocido como ozonizador, se encargará de convertir el oxígeno del ambiente en ozono para limpiar sin utilizar ningún tipo de producto o sustancia química o peligrosa. Existen generadores de ozono adecuados a cada tipo de limpieza, desde doméstica hasta de naves. Incluso en hospitales, siendo este tipo de limpieza el más adecuado para lugares tan delicados.

Por tanto, el ozono tiene función desinfectante, ya que limpia cualquier ambiente o superficie sin dañarla; y además desodoriza el ambiente, eliminando cualquier mal olor con eficacia. El ozono tiene varias funciones importantes a valorar a la hora de higienizar un espacio:

  • Por su función bactericida: la desinfección que proporciona el ozono elimina cualquier tipo de bacteria. Así, paraliza su crecimiento e impidiendo que estas vuelvas a aparecer.
  • Función fungicida: la higienización con ozono es capaz de eliminar los hongos y, además, las esporas por las que se reproducen. Si sufrimos de algo de humedad en nuestra casa o lugar de trabajo, es la solución. La limpieza con ozono podrá eliminar el origen del problema.
  • Y, además, función virulicida: las moléculas de ozono son capaces de eliminar los virus del ambiente impidiendo que puedan asentarse en células humanas. Por esto, favorecen la prevención de enfermar por ciertos virus.

Como hemos mencionado, la limpieza con ozono no afecta ni a la superficie si es el objetivo de la limpieza, ni al ambiente, al contrario. Lo más destacable de este tipo de higienización es que limpia y desinfecta el propio aire.

Además, es recomendable para la limpieza y desinfección del agua, ya que el ozono es incoloro, inodoro e insípido. Algunas ventajas de limpiar agua con ozono son:

  • la desinfección y oxidación de restos orgánicos,
  • la eliminación de residuos tóxicos,
  • y la también eliminación de olores, sales y otros minerales.

Limpieza de empresas con ozono

Por todos los beneficios y las funciones anteriormente mencionadas, cada vez más empresas profesionales especializadas en limpieza utilizan el ozono como desinfectante.

La correcta limpieza y desinfección de una oficina o empresa equivale directamente a salud y productividad, por eso el ozono es perfecto para limpiar estos espacios. Las funciones tanto bactericida, como virulicida y fungicida son clave para que una empresa se decida a contratar este tipo de limpieza para evitar infecciones y contagios en el lugar de trabajo. Aunque se realice una limpieza tradicional de manera diaria, se debe realizar una higienización y desinfección total del espacio de manera periódica. En este caso, el ozono puede ser la opción más recomendable por su alta efectividad y sus nulos riesgos para la salud si su uso es gestionado de manera correcta y profesional.

Una oficina suele estar mucho tiempo cerrada con varias personas prácticamente conviviendo día a día en ella. Para mantener la limpieza, un purificador de aire con ozono puede ayudarnos a que los efectos del ozono perduren en el tiempo y el ambiente se encuentre limpio y fresco siempre. Entonces, ¿qué beneficios obtenemos?

  • Con el ozono el aire se renueva y purifica. Así, aumenta la concentración de oxígeno, lo que ayuda a mejorar el rendimiento de los trabajadores.
  • Hace que los malos olores desaparezcan del ambiente y de cualquier tipo de superficie.
  • El ozono ayuda a evitar contagios e infecciones al eliminar gérmenes, bacterias y virus.
  • Los purificadores o generadores de ozono también mantienen la limpieza y previenen la suciedad y que gérmenes se reproduzcan.

 

Si buscas una empresa de limpieza de oficinas en Madrid, mSoluciona Goya se adapta a tu empresa para conseguir una correcta desinfección de tu lugar de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*