Limpieza de moquetas en oficinas.

Realizar una limpieza de moquetas de forma eficaz no siempre es una tarea sencilla. Las manchas y suciedad acumulada que presentan las alfombras y moquetas de nuestra oficina pueden resultar muy difíciles de eliminar. Por eso en este post te contamos todos los trucos, técnicas y productos que se utilizan para la limpieza de moquetas.

Limpieza de moquetas. ¿Por qué es importante?

La moqueta es un material muy recurrente para instalar en suelos ya que proporciona un acabado acolchado, además de funcionar muy bien como aislante térmico y acústico. Si nuestro hogar dispone de moqueta hemos de saber que exige un mantenimiento periódico si queremos conservarla en buen estado ya que lo que más deteriora una moqueta es la suciedad.

Si queremos hacer un buen trabajo con la limpieza de nuestra moqueta, hay unos pasos básicos que debemos seguir; estos también nos servirán para la limpieza de alfombras, aunque estas son algo más sencillas de mantener, ya que podemos retirarlas y lavarlas por separado.

¿Cómo realizar la limpieza de moquetas?

Limpieza de moquetas en seco

Actualmente existe maquinaria moderna que permite higienizar moquetas sin necesidad de utilizar agua. Esta técnica tiene la gran ventaja de que la estancia está disponible para su uso enseguida, ya que no necesita tiempo de secado.

La limpieza de moquetas en seco nos permite eliminar suciedad, quitar restos de manchas, evitar la aparición de bacterias y hongos, prevenir que aparezcan malos olores y que la limpieza sea totalmente segura, aunque haya enchufes cerca.

Limpieza de moquetas con vapor

Antes de comenzar con este tipo de higienización, es recomendable pasar el aspirador por la moqueta.  El producto que necesitemos para este tipo de limpieza dependerá del material del que esté fabricado la alfombra, y si ésta es de pelo largo o corto.

Para empezar con esta limpieza de moquetas, podemos probar el producto en una parte pequeña y poco visible de la moqueta para asegurarnos de que no vamos a dañarla cuando lo extendamos por toda la superficie.

Una buena empresa de limpieza nos ofrecerá el método que mejor se adapte a nuestras necesidades en cada momento. Además, debe disponer de la maquinaria necesaria, como máquinas de vapor y rotativas y otros métodos de extracción e inyección.

Productos a usar en la limpieza de moquetas.

Siempre que vayamos a tratar con algún líquido una moqueta, tendremos que hacerlo con mucho cuidado. En primer lugar, es importante en la limpieza de moquetas aspirarlas para evitar que se forme barro cuando apliquemos el químico. A continuación, la mejor opción es probar el producto en una parte pequeña y escondida de la moqueta, para comprobar que no se va el color ni sufre otro tipo de daños.

  • Cuando encontramos barro,  secamos y después cepillamos la moqueta. Aspiraremos los restos y disolveremos una parte de amoniaco en dos de agua para frotar las manchas.
  • Un disolvente para limpieza de moquetas en seco nos será eficaz contra manchas de betún, aceite, tinta y alquitrán.
  • El vinagre blanco disuelto en agua templada con detergente neutro para los restos de sangre, huevo, café, fruta, té o vino.
  • Las manchas de azúcar y pegamento se van fácilmente con alcohol diluido en agua.
  • Si el problema que encontramos es un chicle pegado o que ha caído cera de vela, tendremos que aplicar frío, por ejemplo metiendo un hielo en una bolsa de plástico y frotando la superficie. Así podremos despegar fácilmente los restos, ayudándonos de algún objeto rígido, como un cuchillo de mantequilla. A continuación, un poco de disolvente para limpieza en seco de alfombras nos ayudará a dejar la moqueta limpia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*