Limpieza de suelos de oficina según su material

La limpieza de los suelos de cualquier sitio es crucial para dar sensación de limpieza, sobre todo cuando hablamos de una oficina, donde recibimos nuevos clientes y proveedores. Dar una buena imagen es imprescindible en cualquier caso, y la limpieza de nuestra oficina jugará un papel muy importante en este aspecto.

A la hora de limpiar los pavimentos de nuestra oficina, establecimiento, o de nuestro propio hogar, debemos tener en cuenta el material del que están hechos para realizar una limpieza correcta y eficaz, además de llevarla a cabo de manera respetuosa con el suelo.

Si bien es cierto que algunos materiales son más delicados que otros, debemos cuidar los suelos de nuestras oficinas, ya que la restauración o el cambio de los mismos es un proceso costoso que podemos evitar con un buen mantenimiento, como siempre recomendamos. A continuación os daremos las recomendaciones necesarias para llevar a cabo una correcta limpieza dependiendo del material con el que el suelo esté hecho:

Cómo limpiar suelos de madera

Los suelos de madera puede que sean los más delicados a los que nos enfrentemos a la hora de limpiar. El material natural que es la madera necesita unos cuidados específicos para no estropearse, lo que puede suceder si no tenemos en cuenta ciertos aspectos.

El primer paso, para cualquier tipo de suelo, será eliminar la suciedad o el polvo superficial. Barrer, aspirar o pasar una mopa por todo el pavimento son las opciones para elegir. Para los suelos de madera debemos escoger cepillos de barrer respetuosos con la madera, o una mopa. Los cepillos que tengan púas demasiado duras pueden ser agresivos con la madera y arañarla. Después, podemos fregar el suelo con una mezcla de agua y una ligera cantidad de limpiador de suelos de madera. Siempre con una fregona de microfibra muy escurrida. A pesar de que esto puede respetar la madera, los profesionales de este material recomiendan fregarlo con agua y vinagre y mantenernos alejados de productos de limpieza. Una mezcla compuesta de agua y una pequeña parte de vinagre será muy respetuosa, además de muy eficaz. Siempre debemos fregar el suelo con la fregona húmeda, muy bien escurrida, que no deje agua por el suelo, ya que puede crear humedad en el suelo y estropearlo.

Cómo limpiar suelos de mármol

Los suelos de mármol también suelen ser muy delicados. Este material debe cuidarse bien si no queremos que se raye y que se mantenga brillante. No podemos utilizar materiales abrasivos, ya que se trata de un material poroso, y absorbe tanto las manchas como los químicos.

Tras barrer, aspirar o eliminar el polvo con una mopa, fregaremos el suelo con un producto específico para limpiar este material. Si el mármol presenta alguna mancha puntual, podemos eliminarla con un algodón impregnado en amoniaco a golpes suaves. Después, limpiaremos la zona con un paño o fregona humedecidos en agua. De vez en cuando, podemos utilizar una cera especial para abrillantar suelos de mármol.

Cómo limpiar moquetas y alfombras

Los suelos cubiertos por alfombras o moquetas suelen ser habituales en oficinas antiguas, ya que amortiguaban el sonido que no era capaz de controlar la estructura del edificio. Además, guardaba el calor en invierno. Aunque ahora no suele ser el material escogido para los suelos de oficinas, siguen existiendo los pavimentos de moqueta en muchas de ellas. Entre los inconvenientes que tienen las moquetas son el cúmulo de polvo que provoca alergia, o la facilidad de la aparición de manchas difíciles de eliminar.

Este tipo de suelos requiere un mayor mantenimiento, ya que se recomienda aspirarlo a diario. También debemos intentar eliminar las manchas al momento en que se produzcan. Si esto no se lleva a cabo, puede convertirse en una mancha muy difícil de eliminar.

Cómo limpiar suelos de gres

El suelo de gres puede estar compuesto de gres rústico o de gres porcelánico, ambos muy resistentes; o de gres esmaltado, el cual requerirá mayor cuidado.

El suelo de gres esmaltado es más delicado debido a que si no realizamos una limpieza con productos respetuosos con este material, el suelo perderá su brillo fácilmente. De cualquier forma, en ninguno de los casos utilizaremos productos abrasivos. La mejor alternativa será utilizar detergentes o jabones neutros mezclados con agua templada. O, también, productos específicos para el suelo de gres que tengamos que limpiar.

En el caso de que algo se quede pegado en estos suelos, como un chicle o cera de vela, deberemos pasar una bolsa de hielos por encima para intentar congelar los restos, y eliminarlos con una espátula de plástico para no arañar el gres.

Limpieza profesional de suelos de oficina

Sea como sea el suelo de tu oficina, la mejor opción será contar con un servicio profesional de limpieza. Si buscas una empresa de limpieza de oficinas en Madrid, contacta con mSoluciona Goya para obtener un servicio eficaz, rápido y cómodo para todos tus trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*