Recomendaciones de seguridad para utilizar productos de limpieza

En el sector de la limpieza, existe una serie de riesgos laborales debido a los productos y materiales que se utilizan para llevar a cabo este oficio.

Los productos de limpieza pueden suponer un riesgo para la salud, pudiendo ser, en mayor o menor medida, corrosivos, tóxicos, irritantes o inflamables. Por eso, es importante que las tareas de limpieza de nuestra empresa u oficina sean llevadas a cabo por profesionales, como los que forman los servicios de limpieza de empresas de mSoluciona Goya.

Normalmente, el uso de productos demasiado tóxicos o corrosivos no es habitual en limpiezas diarias, reservándose para limpiezas puntuales y casos excepcionales, pero sí es cierto que, en general, los productos de limpieza generalmente son inflamables e irritantes si no se usan con precaución.

Normas de seguridad para manejar productos de limpieza

  • Mantener siempre los productos en sus botes originales. Si fuese completamente necesario trasvasarlos, se debe etiquetar el nuevo bote con las características originales del producto. Este trasvase deberá hacerse utilizando un embudo y la protección correspondiente, como guantes o botas impermeables.
  • Los recipientes siempre deben estar bien cerrados para evitar posibles accidentes, como derrames que provoquen reacciones alérgicas, toxicidad, o riesgo de incendio.
  • Utilizar los productos siguiendo siempre las instrucciones del fabricante.
  • No mezclar diferentes productos, ya que se pueden provocar reacciones químicas peligrosas para la salud y el bienestar de la persona que los maneja y los que estén a su alrededor, como ciertos gases tóxicos.
  • Utilizar guantes de látex para proteger la piel de los químicos.
  • Aunque se utilicen guantes para tratar con productos de limpieza, debemos lavarnos las manos a conciencia después de utilizarlos.
  • Los productos inflamables debemos mantenerlos alejados de cualquier fuente de calor directa, así como de chispas o, lógicamente, llamas.
  • En caso de utilizar productos en spray, no dirigirlos a ninguna zona de calor ni que pueda desprender gas.
  • Los productos de limpieza que puedan desprender gases nocivos, como el amoniaco o la lejía, deben manipularse con ventilación adecuada. Si no existiese ventilación, por seguridad se debe utilizar una mascarilla para no ingerir posibles gases tóxicos.
  • Evitar siempre el contacto con los ojos cuando se utilicen productos de limpieza.

Este tipo de recomendaciones de seguridad son generales, pero deben tenerse en cuenta para evitar correr riesgos perjudiciales para la salud.

¿Qué tipo de riesgos se corren al manipular productos de limpieza?

Cuando avisamos de la importancia de seguir ciertas medidas de seguridad a la hora de utilizar productos de limpieza, es porque existe cierto riesgo para nuestra salud si no se manejan de la manera adecuada, siguiendo las pautas que hemos mencionado anteriormente.

  • Irritación de ojos y piel, quemaduras, alergias, eczemas e incluso sensibilización. Productos como la lejía, desengrasantes alcalinos a base de amoniaco, o decapantes, entre otros, pueden provocar este tipo de reacciones si no tenemos cuidado de utilizar guantes o gafas de protección cuando sean necesarias.
  • Intoxicaciones agudas por inhalación de gases o vapores tóxicos, normalmente por accidentes como fugas o derrames de productos si no seguimos las pautas anteriormente citadas sobre cerrar correctamente los botes. Este tipo de situaciones pueden resultar graves si se producen en locales pequeños o mal ventilados.
  • Incendios o explosiones por manipular de manera errónea productos inflamables cercas de puntos de valor o llamas, sobre todo por productos en spray o aerosoles, ya que es habitual que este tipo de productos contentan gases inflamables como impulsores, como por ejemplo butano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*